El término procede de unir las palabras en inglés work (trabajo) + vacation (vacaciones) = workation.

Esta palabra está de moda desde hace algún tiempo en Estados Unidos, aunque en España aún no es muy habitual escucharlo y aún hay poca documentación en español en la red. Estamos más familiarizados con el antiguo término “teletrabajo”, la idea de “trabajar en remoto” o, últimamente, con el concepto de “nómada digital”. Todos estos términos están íntimamente relacionados y, a veces, unos implican los otros, pero tienen sus matices.

Workation es parecido a unas vacaciones en las que tienes que llevarte trabajo, pero más que trabajar en vacaciones, se trata de vacacionar durante el trabajo: no solo lo haces durante tu periodo vacacional, sino también durante tu jornada de trabajo habitual, a lo largo de todo el año.

En lugar de trabajar siempre en la misma oficina, estar en workation te permite trabajar en lugares que habitualmente son destinos vacacionales. De esta manera, puedes compaginar tu tiempo de ocio con tu jornada laboral en tu lugar favorito.

Modalidades de workation

Algunas empresas trasladan sus oficinas a lugares de playa durante varias semanas, para incentivar a sus empleados.

También algunas empresas organizan lo que se conoce como “campamentos de workation”, para mejorar el team building, y acuden equipos de trabajo completos a hacer workation en destinos vacacionales.

Cuando tu empresa te envía a otra ciudad o país para asistir a una conferencia o seminario y te paga dietas para que disfrutes de la estancia, estás trabajando en workation.

Hay trabajadores autónomos (como, por ejemplo, los llamados “nómadas digitales”), que trabajan en workation, se mudan de un lugar a otro y eligen destinos vacacionales para establecerse durante una temporada.

Un tipo de workation es el que realizas cuando estás de vacaciones y tienes que llevarte trabajo o estar disponible para tu empresa, bien porque tienes que cumplir con un plazo que se ha alargado más de la cuenta o bien porque el tipo de trabajo que realizas requiere que lo atiendas también durante las vacaciones. Este es el tipo de workation menos agradecido, ya que la empresa realmente no te está pagando por tu trabajo, sino solo por tus vacaciones. El verdadero workation, desde mi punto de vista, es el que te permite realmente vacacionar durante tus días de trabajo.

Desambiguación

Como he comentado anteriormente, hay cierta confusión entre los términos de “teletrabajo”, “trabajar en remoto”, “nómada digital” y “workation”.

Teletrabajo implica pertenecer a una oficina y tomarse algunos días de trabajo a distancia. Pueden ser jornadas periódicas, por ejemplo, todos los viernes, o bien, temporadas en las que se trabaja desde casa o desde otro lugar. No tiene por qué implicar que la persona trabaja desde un lugar de vacaciones, como es el caso del workation, aunque desde luego, sí, trabajará en remoto con su oficina.

El trabajo en remoto no implica necesariamente pertenecer a una oficina. Puedes trabajar en remoto con tus clientes pero no pertenecer a una oficina propiamente dicha.

El nómada digital, como su propio nombre indica, es nómada y trabaja constantemente cambiando de domicilio. Normalmente realiza grandes viajes y, aunque puede pasar grandes temporadas en un único sitio, no tiene un lugar fijo de residencia.

La persona que trabaja en workation, trabaja en lugares que suelen ser destinos vacacionales. Por lo tanto, los nómadas digitales suelen hacer workation. Sin embargo, el término workation es más amplio, ya que hay empresas cuyos equipos completos de trabajo hacen workation e, incluso, hay albergues y campamentos destinados exclusivamente a realizar workation en ellos.

Claves para un workation satisfactorio

  • Dar prioridad al trabajo y después al ocio.

Como se suele decir: “primero la obligación y después la devoción”. Es muy importante tener esto en cuenta a la hora de hacer workation si no queremos que el trabajo se convierta en nuestro peor enemigo. Cuando estamos en workation, la tentación de salir a pasear por la playa o por nuestra ciudad favorita es mayor que si trabajamos en la oficina en la misma ciudad de siempre. Tanto para que no se nos acumulen las tareas como para que la jornada laboral no se alargue más de la cuenta, debemos tener muy claro cuándo estamos en la parte de work y cuándo en la de vacation. Una vez que lo hayas separado claramente y decidas que en ese momento has terminado tu tarea por ese día, no sigas trabajando: es tu tiempo de ocio y descanso. Es tan contraproducente distraerse de las tareas durante horas de trabajo como trabajar durante horas de descanso (chequear el correo electrónico, atender llamadas no urgentes…).

  • Tener días libres.

Aunque estés en workation, puede ser estresante para ti no tener días en los que no trabajes absolutamente nada. Es muy habitual tender a estar siempre disponible y es necesario poder desconectar de vez en cuando, para volver despejado y con la sensación de haber descansado. Tanto si estás en workation durante unas semanas como si trabajas siempre en workation, planifica algunos días libres cada semana.

¿Tu empresa te ha enviado en workation alguna vez? ¿Trabajas normalmente en workation? ¡Comparte con nosotros tus experiencias en los comentarios!